LOGO ASEMEC FONDO BLANCO

Síguenos en: logo facebook2

Una mujer curiosa

 Una mujer curiosa                        

Es difícil presentarse una misma. Empezaré por decir que acabo de celebrar mi sesenta cumpleaños. La primera vez que pasé por la Facultad de Psicología en la Complutense, yo era muy joven. Cinco años después salí con mi flamante título de licenciada. Aunque nunca abandoné por completo lo que allí aprendí, ha sido en la madurez  cuando he decidido dedicarle toda mi energía.

Me interesa el mundo que me rodea, soy estudiosa incansable y, cuando algún tema despierta mi curiosidad no dudo en dedicarle mi tiempo y mi esfuerzo. Hace unos pocos años he vuelto a la Facultad para reciclarme y estudiar un Master de Control de Ansiedad y Estrés, he sacado mi título de Sofróloga, otro de Intervención en Tabaquismo de la AECC,  cursos de menor duración y temática diversa (Emociones, Creatividad, Psicología Positiva, Mindfulness).

Además de aplicar todo ello en sesiones de psicoterapia con mis pacientes, un buen día decidí compartir y empecé a diseñar e impartir cursos: Control de Estrés Laboral para personal médico en el Hospital Clínico Carlos III, Trastornos Psicosomáticos y Sofrología en Centros de Salud (Ciudad de los Periodistas, Infanta Mercedes, Bustarviejo), un Taller de la Felicidad en el desaparecido Jardín de Luz, varios talleres dedicados a diferentes temas relacionados con la Sofrología y las técnicas de Atención Plena en el Centro Yirasshay.

Doy gracias a la Vida y al Universo por permitir que me dedique a lo que más me gusta: la Salud Psícológica y la Enseñanza. También por poner en mi camino a tantas personas que buscan su crecimiento personal y me dejan que les acompañe en la aventura de conocerse un poco mejor. Gracias también a ellos por lo que me enseñan y por los  ratos  que compartimos, porque dan sentido a mi vida y a mi trabajo, porque hacen de mí una mejor persona. Todos y cada uno de ellos dejan huella en mi corazón.

Es mi intención en este momento, a partir de las conversaciones con mi amiga Beatriz Pedrero, iniciar mi colaboración con AESMEC, organización creada para motivar al enfermo de cáncer. Ella ha iniciado este proyecto titánico y me siento orgullosa de que cuente conmigo para lo que yo pueda aportar en forma de cursos, seminarios, información, o lo que a ella se le ocurra. Trabajaremos por los afectados de cáncer, pero también con su entorno, sus familiares y las personas que les cuidan.

 Es admirable la voluntad y el empeño que Beatriz pone en resolver la cantidad de contratiempos que se pueden presentar a la hora de materializar este sueño que, poco a poco, veremos cumplido, estoy segura

Ábrete Sésamo