LOGO ASEMEC FONDO BLANCO

Síguenos en: logo facebook2

El poder de la Crisis

El Poder de la Crisis


 

Conocemos las crisis porque son situaciones adversas que nos ponen frente a dificultades que tenemos que resolver. La que ahora vivimos a nivel mundial nos tiene sumidos en la incertidumbre, el miedo al futuro y la sensación de descontrol que nos provoca un virus cuya cura desconocemos. Todos sabemos que el mundo, nuestra vida y nuestras relaciones nunca volverán a ser como eran antes; es decir, asumimos que, una vez controlado el virus, tendremos que reorganizar nuestras vidas, aceptar y adaptarnos a las nuevas situaciones que se presentarán a escala global. Esta crisis tiene el poder de transformar lo que hasta ahora conocíamos como estable e inmutable a nivel social: estamos entrando en una crisis de valores que nos hará investigar nuevas alternativas y, ya que cambiamos, esperemos que el cambio sea para mejorar.

A nivel individual, quien no ha pasado por alguna crisis personal en su vida? Los efectos son parecidos. El comienzo también: insatisfacción con el trabajo o con las personas próximas, incapacidad para identificar el motivo por el que me siento deprimido o agotado, sensación de soledad, sensibilidad a ciertos alimentos, toxinas o medicamentos como la aspirina, sensación de una nueva identidad, que puede incluir nuevas aspiraciones o deseo de cambiar el estilo de vida, búsqueda de una espiritualidad que se traduce en prácticas como la meditación o el yoga. Incluso el desarrollo de una enfermedad de las llamadas autoinmunes, de difícil tratamiento y que repentinamente se convierte en un desafío vital.

Cuando tomamos consciencia de la necesidad del cambio, ya no hay vuelta atrás, y cada uno lo hará a su manera. Se abren entonces unos nuevos canales de energía psíquica y nos damos cuenta de que el descubrimiento interior es un proceso que no acaba nunca: aparece el Amor Propio, en forma de autoestima y capacidad para expresar las necesidades personales. Podemos comprender nuestros límites y la importancia de protegernos de las influencias que no estimulan nuestro desarrollo personal. La mayoría, tomamos la decisión de no permitir que nadie vuelva a abusar de nosotros o a maltratarnos. Nos toca aprender que es mejor tomar decisiones desde la libertad y nunca desde el miedo o el enfado, con lo cual tendremos que identificar primero y después afrontar nuestros miedos más profundos.

Este es el inmenso poder de una crisis personal: nos sentimos autorizados a explorar y manifestar nuestras necesidades personales. Aunque es difícil aprender a expresar nuestras necesidades, siempre podemos pedir ayuda profesional para aprender a hacerlo y será un aprendizaje que nos acompañará de por vida, dándonos herramientas de gestión emocional y lucidez para poder tomar nuestras propias decisiones.

Estos son algunos de los factores positivos que nos aporta toda crisis. Vamos a afrontar la que estamos pasando en estos momentos para salir de ella fortalecidos y mejorados.

 

Ábrete Sésamo...

Vivir o Sobrevivir

Vivir o Sobrevivir


 

Por fin se ha detenido el mundo: lástima que el motivo sea un virus incontrolable. Ojalá nos sirva para tomar conciencia de nuestros errores para no repetirlos. Muchos nos hemos dado cuenta de que la hiperactividad, la vorágine de las prisas, las tareas inacabadas, los plazos por cumplir, la sucesión de obligaciones sin fin y tantas “cosas importantes” a priorizar, se han detenido de golpe, de un día para otro. Quizá sea una ironía del Destino, del Karma o de la Providencia, pero hoy por hoy no tenemos más remedio que aparcar todo aquello que llenó nuestra vida hasta la semana pasada y aprender a vivir y a convivir de otra manera: Vivir en lugar de Sobrevivir. Y ahora,  ¿Qué podemos hacer con nuestra vida? Sobre todo, quedarnos en casa y poner en marcha nuestra creatividad, nuestro amor por aquellos a quienes teníamos un poco desatendidos en nombre de esas “obligaciones”. A mí se me ocurre que es momento de convertirnos en observadores de nuestros programas automáticos subconscientes para así poder liberarnos de su tiranía. Ponernos en contacto con nuestra parte luminosa en lugar de caer en esa parte sombría de nuestros miedos, la rivalidad y la lucha: RESPIRAR. Párate por unos minutos para observar tu respiración, cómo sucede por sí misma, cómo te acompaña desde que naciste y cómo te ata a la vida. La respiración consciente nos ayuda a ver en nuestro interior y, practicando, día tras día, es capaz de modificar la estructura de nuestros circuitos neuronales para salir del bucle de pensamientos y conductas repetitivas, ayudándonos a conseguir ese remanso de paz que tanto necesitamos.Y, si en medio de la práctica, te invaden pensamientos del pasado o del futuro, inquietudes, obligaciones, dudas o sensaciones corporales como un picor, un dolorcillo, una incomodidad, no te preocupes y vuelve amablemente (sin regañarte) a tu respiración. Utilízala como un ancla que te mantiene en el presente, en el aquí y el ahora. Es una buena forma de retomar el contacto contigo misma/o, de cuidarte y quererte: deja de justificar tus malos hábitos y empieza a comer sano, a respetar tus ritmos vitales, a compartir lo positivo que hay en ti con tus seres queridos en lugar de verter tus miedos sobre ellos. Y, sobre todo, obsérvate, no te identifiques con emociones o pensamientos porque eso no eres tú. Emociones y pensamientos son cambiantes, inestables; lo único que permanece y siempre está contigo es tu respiración. Es importante no creernos aquello que emerge desde nuestro lado oscuro, observarlo desde fuera, para poder salir del miedo y la angustia: si te invade, utiliza  la observación a tu respiración. También es importante practicar de forma regular porque la repetición nos convierte en maestros.

 

Ábrete Sésamo...

Afrontar la Navidad y no morir en el intento

Afrontar la Navidad y no morir en el intento

 

Querid@s  amig@s, se acercan fechas muy especiales, comidas y/o cenas navideñas, reuniones familiares y, sobre todo, mucho esfuerzo, mucho trabajo si la cena de Nochebuena se celebra en nuestra casa, muchas dudas a la hora de diseñar un menú que guste a todos. Esto último implica que, muchas veces, tengamos trabajo extra para adecuarnos a los gustos o necesidades de todos.

Con todo lo expuesto, no es extraño que sea una de las épocas más estresantes del año a la que nos acercamos con ilusión pero también con inquietud e incluso con inseguridad. Si analizamos lo que pensamos a medida que el evento se aproxima, nos damos cuenta de que son variados los temas que nos inquietan, por ejemplo

  • Expectativas de que todo salga bien.
  • Obligaciones.
  • Presiones consumistas que recibimos del entorno.
  • Exceso de comidas y celebraciones.
  • Disputas familiares.
  • Pérdida de seres queridos.
  • Sentimientos de soledad.
  • Balance del año y nuevos propósitos.

Y, qué puedo hacer yo? Pues, ante todo, saber que: según pienso, así me siento, por tanto, hagamos un esfuerzo por eliminar preocupaciones inútiles. Además, preparar una estrategia para aplicar llegado el momento crítico: saber decir “no”, pedir colaboración, preparar temas de conversación y evitar temas candentes, sentarme en la mesa con quien pueda estar tranquil@, preparar juegos para compartir con los niños.

Debemos aprender a relativizar puesto que la cena de Nochebuena sólo se celebra una vez al año,  no nos estamos jugando la vida en ello y lo más importante es conservar nuestra salud emocional. Si llevamos a la práctica nuestras estrategias previamente diseñadas, veremos que la velada fluye y transcurre sin mayores problemas.

 

Os deseo unas Felices Fiestas y, ante todo, ¡Mucho ánimo y buena disposición!

 

 

Ábrete Sésamo

PAYPAL

A través de paypal y con la cantidad con la que puedas y te sientas cómodo. Es muy sencillo, solo haz click en el botón que te mostramos a continuación. Puedes hacer el pago directamente con tu cuenta de paypal o directamente con tarjeta siguiendo las instrucciones:

                                                                                                                                                                                   

                                                                                                                                            

Hazte Socio/a

No queremos pasar recibos, ya que las entidades bancarias cobran por remesa. Además pensamos en la libertad de poder hacerse socio libremente, y sin explicaciones dejar de serlo por las causas que sean, sin preguntas incómodas. Ahora la banca digital nos permite configurar transferencias periódicas y de la misma forma darlas de baja cuando uno así lo quiera, sin cobrar comisión. Por eso proponemos esta forma de hacerse socio. Tan solo un correo a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. para informar del Alta y de la Baja, así podremos tener control sobre los ingresos y saber con lo que contamos para poder realizar nuestras propuestas. Nuestro nº de Cta. es:

 

                                                                                                                        ES37 1491 0001 2230 0007 2717

 

Al hacerte Socio contarás con los siguientes beneficios:

   - Un 10% de Descuento en Terapia Psicológica en la consulta de Ana Mª Alarcón Vicepresidenta de la AESMEC.

   - Un 25% de Descuento al pasar la ITV GRACIAS al Grupo IDV.

   - Un 10% de Descuento en DFLLL DELINEACIÓN Y DISEÑO en el disponen de servicio de Reprografía Propio.

 

Colabora...